Dossier especial sobre reclinados *Paris Brest Paris 2011*


Se ha acabado la Paris-Brest-Paris 2011 (PBP11) y hoy es mi primer dia de descanso después de los dias de planificación y seguimiento al grupo de ciclistas reclinados de España y otros que iban en bici convencional.
Adicionalmente, ha sido una experiencia fantástica haber visto y conversado con multitud de ciclistas reclinados de otros países (USA, Brasil, Australia y diversos países de Europa), orgullosos de disfrutar de un tipo de ciclismo que al final del día, tampoco es tan raro o excepcional.

La conclusión a la que llegamos, nos hace volver al principio de QUÉ conlleva el ciclismo reclinado: COMODIDAD y VENTAJA en la potencia; a lo que sumaremos que es muy divertido, y entonces tenemos por resultado un ciclismo muy satisfactorio y que prolonga el uso de la bici, según pasen los años, más allá del ciclismo convencional.

Y digo volver al principio, porque cuando se inicia el camino de la bicicleta reclinada, entramos bajo las pancartas: “Es cómoda”; “Es rápida”; “Es dura en las cuestas”… pero a partir de ese punto, empieza la complejidad.

Es entonces cuando tenemos que estudiar qué tipo de reclinada nos conviene, qué ruedas, qué distancia entre asiento y pedalier, tipo de manillar, altura del asiento, inclinación del asiento, sistema de cambios y un largo etcétera que nos hará descubir que la adaptación a la bici reclinada es una carrera de fondo, entretenida por cierto, en el que modificar unos pocos centímetros (o milímetros) influye bastante en el resultado final.

Como ejemplo, compartiré la experiencia de David Casalprim (de Espaibici en Barcelona), a quien dejamos durante unos días una Streetmachine de HP Velotechnik y que en la prueba de inicio y final los resultados no podían ser más diferentes: con pequeños cambios en el pedalier (distancia de piernas), distancia de puños del manillar (más alejados) y asiento (menor inclinación) una experiencia completamente diferente. En sus propias palabras:

El viernes pasado decidimos ir a realizar una ruta de 150 km con un desnivel de 1600 m positivos en dos días por “Els Ports de Beceit” (frontera entre Tarragona, Castellón y Teruel), con alforjas, tienda, hornillo, etc… Asi que el mismo viernes le pegue un repaso a la Street Machine para ponera un poco al dia en cuestiones de mantenimiento y ajustarla a mis medidas (distancia de pedalier/sillín, alejar el manillar del sillín, la inclinación del sillín, etc..)

Pues bien, el resultado ha sido magnifico, del desengaño al disfrute, ya sea en subidas o en bajadas. La única pega son los terrenos de tierra suelta o grava, entonces es para matarse, para ello haria falta escoger una cubierta más adecuada. En bajada y por asfalto alcancé puntualmente los 70 km/h sin tocar los pedales.

Esto me ha hecho ver que es muy importante ajustar bien la bici a cada persona, tanto en la distancia del sillín al pedalier como la inclinación del sillín y el perfecto ajuste de la bici. Para dejar probar esta bici hay que dedicarle un tiempo a cada persona que quiera probarla, sino, la impresión que se puede llevar puede ser muy perjudicial.

Y esta complejidad en los ajustes nos llevará bastante tiempo, hasta que un día volvemos a la sencillez inicial y nuestra respuesta no será otra que la de los ciclistas veteranos de la PBP11: “Es cómoda”; “Es rápida” y con la sola excepción de que ahora no será “Dura en las cuestas”, y subireis repechos a 40 por hora, si queréis.

Otra conclusión, y dejando de lado la sencillez o complejidad de la bicicleta reclinada; va de la mano de nuestro estado de forma físico (el mental lo dejaremos en el terreno de cada quien).

Anécdota en Paris: En la foto de aquí arriba, conoceréis a Valdson, participante de la PBP11, que llegó a Paris sin bici. Sólo seis semanas antes había hablado con la fábrica de Azub para comprar una Azub Hardcore, desde Brasil. Con el plan de llegar a Paris y en el hotel recibir la caja, y probar por primera vez su flamante bici con ruedas especiales para carretera, manillar sobre asiento, ventisit y cambios Sram Attack de manetas. Valdson lo tenía claro, no había montado antes en reclinada, pero tenía fondo físico en la bici convencional, no obstante después de dos días de práctica con la Azub Hardcore por la calles de Paris: la PBP2011!

Y por supuesto, es sólo un ejemplo, no pretendemos que todos hagan lo mismo, ni quizá sea una opción recomendable para nadie de cara a posibles lesiones, pero es un contundente caso de un ciclista satisfecho con su desempeño en la PBP11, con pequeñas molestias características del ciclismo reclinado al principio; dolor en las rodillas y en el empeine; quizá resultado de un excesivo estiramiento de las piernas sobre el asiento.
Valdson hizo en total 900 km, y se retiró en Fougeres con un regreso más tranquilo que a la ida. No está mal para ser su primera experiencia y Honza Galla de “Azub Bike” puede estar orgulloso del rendimiento de la Hardcore y por supuesto del ciclista.

Por otra parte, he ido preguntando a los ciclistas reclinados, qué tan especial ha sido su preparación sobre la reclinada que llevaban de cara a la PBP11, adicional a la brevets reglamentarias que hay que realizar (200, 300, 400, 600 km) y aunque las respuestas han sido muy variadas, la mayoria no ha entrenado en exceso. De hecho da la impresión que van muy por detrás en número de horas y kilómetros que tiene que hacer un ciclista convencional.
En los casos más cercanos, Javitxu con su metabikes, ha hecho unos 10 mil kilómetros desde septiembre 2010, sin embargo otros tan sólo unos justitos 1000 kilómetros, y además alternando con la bici convencional en muchos casos.

Otro ejemplo: Pierre (el que vemos sonriente en la foto); habló directamente con Elias Almansa de Metabikes en la busqueda de un modelo Randonneur, hace sólo seis meses!! y ha hecho menos de 70 horas y dispuesto a más. Satasfacción también para la marca y para el ciclista.

Sin lugar a dudas, la llegada de los reclinados en meta fue siempre relajada, con cansancio, pero no dolor, carente de la extenuación natural del ciclista vertical, y con la impresión de que aún podía hacer otros 300 km perfectamente… u otra PBP como el caso de Jerome con una bici de carbono Zockra con la que ha hecho 51 horas, llegando a Paris ¡dos días antes!

Entrando en el detalle de cómo afrontar la carretera y la larga distancia el ciclista reclinado, vemos que las variables son muchas y se hace necesario dedicar más adelante una entrada en exclusiva a este tema. Pero si se pueden indicar elementos comunes para todos, y que podéis sacar apuntar si buscáis optimizar la rodada sobre asfalto y las distancias largas:

ASIENTO: El ventisit gana por goleada en este apartado, respecto a las demás opciones; las excepciones claro que funcionan y los acolchados autoconstruidos, pero esto lleva técnica y tiempo para hacerse. Por otra parte los modelos de HP Velotechnik (con 4 Speedmachines en carrera) llevaban por defecto el acolchado especial de fábrica. Y luego están los asientos de malla, para trikes en especial y alguna reclinada, cuyo uso es recomendado si lo que se desea es una suspensión extra y mayor transpiración.

REPOSACABEZAS: Imprescindible en la mayoria de los casos. La cabeza necesita un soporte cuando se pasa tantas horas sobre la bici; evita tensiones de cuello innecesarias. Pero recordad que depende también de la altura del ciclista y por debajo de 170 cm puede que con el asiento sea suficiente.

RUEDAS: Lisas, especialmente en el punto de tracción (usualmente la rueda trasera). En este aspecto vimos predominantemente las Durano S y Ultremo ZX de Schwalbe (en todas las medidas), las Grand Prix 4000 de Continental y las Lithium .3 de Michelin.

PEDALES Y ZAPATILLAS: Siempre automáticos, lo más ligeros posible y zapatillas de suela dura SIDI o Shimano.

MANILLAR: Predominaban los manillares e “U” y del tipo ASS (Above steering seat), dejando en clara minoría a los manillares USS bajo asiento que son más propicios para el cicloturismo de alforjas.

ESPEJO: indudablemente OBLIGATORIO. Aquí los vi de todos lo tipos; en guantes, en vuelo sobre el casco, en el manillar de muy diferentes modelos, mayormente redondos y del tipo Mirrycle.

TIPOS DE CAMBIOS: Entre los cambios de manetas (tipo barend) y los de giro en el puño (tipo gripshift) definitivamente predominaban los primeros. Seguramente para no dañar en exceso la articulación de la muñeca, respecto a los gripshift que son más apropiados para la bici reclinada de ciudad.

Y esto es más o menos el resumen de lo que es imprescindible, bajo nuestro entendimiento. Con ayuda de las fotos, iréis sacando vuestras propias conclusiones, otras nuevas seguro y si teneis alguna duda, dejad algún comentario o vía correo lo contestaremos lo antes posible.

Señalados los puntos comunes e imprescindibles, cabe destacar que vimos muy pocos cambios internos (sólo un Rohloff y dos Dual Drive de Sram) y nos deja una pista de estudio sobre cómo va ese tema en la actualidad.

Sobre luces, encontramos a partes iguales la generación dentro del buje y por otra parte con baterías de toda la vida. La posición de las luces era muy variada, dejando claro que se hace imprescindible un juego de soportes especiales para su ubicación idónea respecto al modelo de reclinada que tengamos. Vimos soportes debajo del pedalier, encima, sobre el manillar (en esto casos con algún problema menor de visibilidad). Lo mismo, para los portabidones, en muy diferentes lugares, debajo del manillar, debajo del asiento o en el portabultos accesible debajo del asiento.

Como se hace largo de contar todos los elementos que vimos en las reclinadas, en otras entradas dedicaremos un set de fotos para cada apartado.

Dando cierre a esta larga entrada, ratificar que el ciclismo reclinado pasa por diferentes fases, y que a pesar de su aparente complejidad, acaba siempre a orillas de la sencillez y que una vez llegado a ese punto nos hace entender frases como las de Patrick, inglés con una reclinada autoconstruida, con elemento muy particulares (monohorquilla delantera); que nos decía al final de la prueba:

“I love glamour of ride a recumbent bike”

Lo cual encierra la conclusión de que una vez resueltos los temas de ajustes y estado físico que hemos comentado en esta entrada, el ciclista reclinado puede adoptar la actitud que más le guste: Velocidad, comodidad, excentricidad… o cualquiera que apetezca.

En nuestro caso, en Okocicle, compartir lo que sabemos.

Un saludo.

Anuncios

3 pensamientos en “Dossier especial sobre reclinados *Paris Brest Paris 2011*

  1. ¡Que pasada Carlos!, que buen reportaje y eso que parece que hay mas material. Muy buenas las fotos y magníficos textos.

    Gracias, Jose Carlos.

    P.D te he seguido asiduamente, jejejejeje…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s