Bicis y triciclos reclinados – Cargobikes

Vivir dentro de un Velomobil 30 días *despertar, trabajar, comer, dormir…*


**** Actualización: queda descubierto que este ha sido nuestro inocente-inocente de 2012. El del año pasado, nos lo curramos un poco más, pero nos motivó que viniera un cliente con buen humor como Giorgo Soletti* y nos diera ideas para el día.
No obstante, nos insisten en que vivir dentro de un velomobil, es posible.
Por cierto: *Soletti son unos palitos con sal que nos gustan mucho y compartimos en Okocicle Tienda. Giorgo, en realidad se llama Ramón.****

Inocente (1)

Empieza un nuevo reto en Okocicle Tienda.

Durante más de un año, yendo y viniendo con nuestro velomobil “Don Benito” hemos comprobado que no hay casi nada que no se pueda hacer dentro de él. Tiene 70 litros de espacio, autonomía energética, una posición ergonómica perfecta que se ajusta, tanto al pedaleo alegre, como al descanso en parado.

Velomobil_tienda_okocicle_soletti

Así que ¿por qué no vivir 30 días dentro de un velomobil?
Ir a la compra, en mercados de espacios abiertos; trabajar en nuestra tienda, en el que podemos aparcarlo perfectamente dentro o fuera del local; comer y beber a cualquier hora, incluso en movimiento; dormir echando mano de nuestra almohada preferida; llevar a nuestros hijos con un remolque, reparar y dar asistencia a bicicletas y ciclistas que nos visitan a diario.

“El centrado de ruedas será coser y cantar, dentro de Don Benito”

Se han valorado todas las posibilidades e inconvenientes que conlleva vivir dentro de una velomobil y la balanza se inclina en el lado de emprender la aventura sin ninguna duda.

No nos ha costado encontrar voluntarios para acometer la tarea y aunque la lista era larga, finalmente hemos optado por dar la oportunidad a nuestro ayudante de taller, Giorgo Soletti.

“LLevaremos sidra de calidad extra el día de noche vieja a la Puerta del Sol, y si nos sobra también al taller.”

Jorge no se ha cortado a la hora de pedir a extraños y amigos que le inviten a desayunos y cenas, dentro del velomobil, sin importar la distancia. A cambio ofrece hacer repartos de paquetes por todo Madrid, durante el próximo mes.

Lo que importa es demostrar que se puede hacer vida con absoluta normalidad dentro de un triciclo reclinado, con un carenado de fibra de vidrio, un puñado de luces de navidad y con treinta marchas.

Velomobil_okocicle_luces_navidad

Estad atentos, que dentro de un mes os contaremos cómo acaba este proyecto en manos de Giorgo.

!Mucho ánimo!

3 comentarios

  1. Edu

    Estas fatal,…. pero que bien esta el buen humor.
    Un abrazo
    Edu

    diciembre 28, 2012 en 21:35

    • Jajaja!… Edu, si es que si no le metemos humor a los días, si que estaríamos fatal. A ver si te pasas a llevarte la HB. Saludos.

      diciembre 29, 2012 en 13:56

  2. Iñaki.

    Para cuando la crónica de este viaje durante un mes? tengo mucha curiosidad🙂

    abril 5, 2013 en 09:37

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s