Ruta Nocturna Segovia-Madrid *organizada por enbicipormadrid*

Image

PLANIFICANDO ASISTIR

Desde hace ya tiempo tenía ganas de apuntarme a una nocturna de montaña y Aalto de enbicipormadrid, no me lo podía haber puesto más fácil.

En realidad, hablar de Aalto, es hablar de un equipo que le acompaña en su aventura del conocido blog En Bici por Madrid, que ya es una referencia de actividades e iniciativas de la bici en Madrid y en algunos casos de España.

Durante la semana, con el curro a 100% en nuestro taller de bicis de 24 horas, y a pesar de ser agosto, dudaba si llegaría con fuerzas para participar en esta dura prueba. A priori hacer 100 kilómetros de Segovia a Madríd, por pistas forestales y trialeras que nunca había recorrido ni de día mucho menos de noche, parecía una osadía. Pero de osados está lleno el foro de enbicipormadrid y sólo basta ver los comentarios de su hilo de la convocatoria y más adelante, conocer a gente como Vïctor CC, Juan Carlos, Agustín y un sinfin de nombres que no llegaré a recordar ordenadamente en mi vida.

Así que me apunté el día antes (como muchos de los que participaron) y subí a banco de ajustes del taller, a la empolvada Azub Ibex (equivalente de la conocida Hardcore) con ruedas de 24” y le dí un lavado de cara completo. Desengrasado, ajuste fino de cambio y modificaciones de posición de asiento y manillar. Ir por trialeras ya es otra cosa diferente a la de su última salida, la Red MTB de Aranjuez 2012 de hace ya bastante meses.

VIAJE A SEGOVIA Y PREAMBULOS DEL RECORRIDO

Como no quería problemas del tipo: de las 36 bicis, que se baje la bici rara del tren, decidí ir a Segovia en tren anterior. Lo que implicaba salir dos horas antes, viajar sólo todo el trayecto y disfrutar de Segovia ciudad en soledad mientras esperaba al grupo completo. Así dispuesto, y así ocurrió.

Image

Sobre las 16 horas salí con la alforja sin hacer, y un bocata de jamón a medio comer, rogando para no perder el tren de las 16.16 hrs.

Sin problemas saqué el billete destino Segovia y nada más bajar al andén el tren ya estaba esperando a que subiéramos todos los pasajeros de la estación Chamartín.

Image

Durante el trayecto, ordenadamente recoloqué todos los implementos en las alforjas e hice un pequeña siesta hasta llegar al destino final: Segovia.

Image

Bajé hasta el acueducto buscando donde comprar algunas provisiones extras para la ruta, y transcurrieron las dos horas apaciblemente entre la curiosidad que despertaba la reclinada en los turistas y Segovianos que rondaban el monumento romano. Puntual, regresé a la estación con la idea de inmortalizar la salida en simultáneo de 33 ciclistas y sus respectivas bicis de un tren de cercanías.

Image

Asomaron caras alegres y entusiasmadas con el plan por delante, y ya delante de la estación nos agrupamos y contamos, para inmediatamente tomar algo en la cafetería delante de la estación y bajar al acueducto para hacer la foto de rigor.

Image

28 ciclistas que debían haber sido 34, ya que hasta otros seis perdieron el tren a Segovia avisando a Aalto de dicho desenlace. Una pena, que seguramente quedará olvidada en la próxima convocatoria. Realizada la foto, iniciamos camino, con el atardecer en la espalda y mirando de frente la montaña que nos separaba de Madrid.

Image

Animados y algo dudosos de en qué aventura nos habíamos apuntado, y preguntándonos si no iríamos muy justos de fuerzas, de luces y de comida.

Image

LA RUTA SEGOVIA MADRID

Una vez superado el carril bici que sale de Segovia en dirección sur, nos agrupamos en un descampado para repasar los primeros compases de la ruta, tomar algo para lo que se avecinaba y contarnos para no olvidar a nadie.

Salimos a la carretera sobre las 9.30, completamente despejada de coches y aquí ya aparecieron los primeros repechos. Lo que nos preparaba para las también primeras rampas de camino de tierra, que se nos hicieron más duras de lo previsto y que dejaron muy claro que aquí iba a sudar (y mucho) a pesar de los 8ºC señalados por nuestros teléfonos.

Image

Superado este tramo, la siguiente parada sería Fuenfría y su fuente, más abrevadero que dio para más de una broma entre el grupo, ya que fue aquí donde repostamos agua la mayoría, estando la fuente más arriba y sacándonos del error Aalto en lo que reagrupó a todo los participantes.

En este punto, algunos con las fuerzas tocadas por las primeras rampas, cada quién decide ir al ritmo que le pide el cuerpo y el grupo se disgrega bastante en minigrupos que volvemos a encontrarnos en el mirador de todo lo alto, que da paso a la extensa bajada que nos lleva hasta Cercedilla.

Image

A partir de este punto, desisto de la idea de narrar como fue cada tramo de la ruta. En parte porque a pesar de haber transcurrido menos de 24 horas, me resulta confuso y lejano explicarlo, porque cada nuevo tramo suponía un reto diferente y/o disfrute, algunas veces las dos cosas a la vez. Sin embargo, compartiré los que más recuerdo y que más se quedan en la memoría, por el mismo hecho de haberlo realizado en bici reclinada y la experiencia que implica hacer un recorrido con una bici completamente diferente. Sobre ello también volveremos más adelante.

Image

Justo después de la Fuenfría, un tramo con piedras grande y sueltas, se me hizo muy difícil y nada más llegar arriba con el grupo agrupado, donde la sensación térmica era bastante inferior por el viento, decidí emprender camino por delante. Aquí el contraste con el anterior tramo fue inmenso, con un trazado muy ancho, liso y completamente descendente hasta Cercedilla. Aquí nos reagrupamos un pequeño grupo, que hicimos una parada de casi 40 minutos esperando al grupo más grande.

Image

Evidentemente nos habíamos despistado esperando tanto, y después de varias llamadas a Aalto nos reagrupamos todos nuevamente. En este punto, 3 participantes subieron con sus bicis al bus con dirección a Villalba y creí entender que otros tres se quedaban en Cercedilla a dormir, ante el cansancio y alguna lesión por una caída durante la ruta. Espero que ya estén recuperados y sin desanimo para apuntarse a otra nocturna más adelante.

Aquí de nuevo confusión en los tramos, y mucha exigencia técnica en el trazado sobre una reclinada. A ratos muy divertido, una experiencia completamente nueva y entretenida, y a ratos bastante arriesgada y con sus pequeños incidentes: bancos de arena, brechas hondas en el camino, piedras en mitad del camino, hicieron que por momentos aminorará el ritmo hasta quedarme el último y encontrar al grupo reagrupado a la voz de “aquí está el reclinado”. Muchas gracias por estar pendiente en todo momento de nuestra inusual participación. He sacado mucho ánimo después de algún tramo durillo.

Image

Buen ritmo del grupo durante todo el trayecto, buen humor, alguna avería menor, repechos y bajadas se sucedían y algún tramos de carretera. Navacerrada que queda atrás, signos del camino de Santiago, conteos y reconteos, empezamos a pensar en los churros con chocolate, las fuerzas decaen en algunos participantes, pero todos continúan.

En Manzanares del Real, el grupo disminuye nuevamente, ya que 8 ciclistas, deciden desviarse hacia Soto del Real y buscar el carril bici que les llevará directamente a Madrid. Así se ahorrarían unos cuantos repechos (incluídas las temibles trialeras) y también un tiempo considerable para encontrarse con la almohada. La fuerzas van justas en este punto.

Image

Nos desviamos hacia Colmenar, mientras amanece, buscando pasar al lado de la Laguna de Santillana, lo hacemos y Víctor CC me recibe en la reagrupación con la frase: “ahora es donde para la reclinada el recorrido no es muy bueno” o algo parecido.

Y efectivamente acierta. Las trialeras y las reclinadas no son amigas de ninguna manera. Y si es de noche, mucho menos. En este punto, realmente duro, me lo tomo con calma y junto con otros dos compañeros que también bajan de sus bicis, arrastramos más porque “hay que hacerlo” que por queramos, nuestras bicis y nos reagrupamos para el tramo final: fuente de la Ermita a la salida de Colmenar y unos repechones que nos darán salida al carril bici de Colmenar más o menos a la altura de Tres Cantos.

Image

Aquí me dejo caer con la reclinada hasta encabezar el grupo y nos juntamos en el puente que enlaza con el anillo verde ciclista. Aquí nos hacemos la foto de final de trayecto, y damos pedales hacía el pueblo Fuencarral, dónde literalmente arrasamos con las porras y churros de una cafetería y tan a gusto recuperamos un poco fuerzas, las justas, para regresar a casa.

Image

Bajamos buscando Castellana, y a la altura de Chamartín, me despido del grupo, que hay que abrir el taller de bicis y currar un rato, sin muchos sobresaltos, mientras escribimos esta pequeña crónica de esta magnífica ruta nocturna Segovia-Madrid, de muy altos vuelos, muy bien planificada y con excelente compañía. Contad conmigo en la próxima que organicéis.

Image

¿Y LA RECLINADA, QUÉ TAL?

Después de seis años experimentando con todo tipo de reclinadas y triciclos tumbados, son pocas las experiencia que hemos recogido con la reclinada de montaña (Azub Ibex). Una ruta exigente técnicamente con Biker TB y los chicos de MTB Leganés y otra de larga distancia rumbo a Aranjuez.

Ya teníamos algunos comentarios apuntados sobre el desempeño de una bici reclinada de montaña, pero con esta salida, quedan muy claros y afianzados otros nuevos aspectos.

Image

Estos son más o menos:

  • Las reclinadas son divertidísimas en ciertos y específicos trazados de tierra. Terrenos ondulados, confiablemente firmes, hacen que el bajo punto de gravedad de la reclinada haga que el cuerpo “conduzca” la bicicleta. Es una sensación muy particular, y muy distinta de la conducción de la bici de montaña convencional.

  • El peso de una bici de montaña vertical, puede variarse, incluso aligerarse hasta el punto de saltar con ella. En una reclinada el peso siempre será constante. La gravedad es nuestra compañera en todo momento y esto no hay manera de cambiarlo. Somos un cuerpo acostado semi-horizontalmente sobre una bicicleta. Hay que desarrollar mucha técnica para que esto pase de ser una desventaja a una conducción fiable.

  • Trialeras y caminos con piedras, son el doble o el triple de complicados con una reclinada. En parte por el punto del peso anterior, y por la poca tracción que va ocurriendo sobre la rueda según aumentan los grados de inclinación. Una piedra grande con arena alrededor, es un obstáculo insalvable, aunque tengamos la fuerza de subirnos a ella y superarla.

  • Un aspecto muy positivo, y concluyente, es que la reclinada acabó la ruta propuesta. Tampoco supuso un retraso considerable al grupo. Creo que con más experiencia en la técnica de ir por tierra, en mejores condiciones de luz, y con algo más de fondo una bici reclinada puede perfectamente ser parte de un grupo MTB de condiciones similares, sin que suponga ni retraso, ni cuidados especiales para el reclinado. Es una buena noticia para lo que quieren compartir en su grupo de siempre y se ven obligados por motivos de salud a hacerse con una reclinada como alternativa de ocio.

ÚLTIMOS COMENTARIOS

No quiero cerrar esta entrada, sin dejar de agradecer a cada uno de los compañeros de ruta, su apoyo y el estar pendiente de mi y la bici en todo momento. Espero veros pronto en alguna nueva ruta.

También agradecer a Aalto y a la gente de enbicipormadrid por propuestas como estas. Muy profesional y ameno todo.

Image

Como recomendaciones y epílogo, recordar que una barrita extra en la mochila nunca sobra, fruta y agua también son muy buenos aliados en estas rutas. Tenedlo muy presente cuando os apuntéis a estos eventos. A veces subestimamos que podamos necesitar de algo, por ahorrar en peso. Pero no es así.

También el apartado de luces, en rutas como éstas se hace muy evidente. No nos vale con una luz disuasoria, e incluso un frontal para la cabeza, que fue el que llevé para la ruta, no es suficiente. Una buena luz de leds, con un buen túnel de luz es imprescindible.

Desde aquí, os dejo un abrazo a todos.

A seguir!

Carlos.

Más fotos aquí.

¿Es posible hacer rutas de montaña con una Bici Reclinada? *¿Si!*

A veces las respuestas empiezan con una interrogante y acaban con una afirmación convencida.
Y es lo que hemos experimentado el día de hoy con la bici reclinada de Montaña Azub IBEX:
* Dos ruedas de 24´.
* Cubiertas Schwalbe Jack Black especiales para montaña.
* Manillar por arriba ajustable y basculante.
* 24 marchas, configurados especialmente para montaña: 11-34 / Plato pequeño 26 Dientes.

Aquí podéis ver algunos detalles de dicho modelo en nuestro álbum de fotos (Azub IBEX Okocicle):

okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.01okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.04okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.05okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.06okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.07okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.08
okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.09okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.10okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.12okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.16okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.17okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.18
okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.19okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.20okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.22okocicle.azub.ibex.24.colmenar.mtb.leganes.madrid.23

Azub IBEX, a set on Flickr.

ANTECEDENTES DE LA PRUEBA DE LA AZUB IBEX.-
Desde hace algún tiempo, recibimos mucha consultas sobre la reclinada ideal para hacer montaña de alto nivel. De sobra hemos comprobado el desempeño de las bicis reclinadas de casi cualquier medida, con buenos resultados; en vías verdes y firme compacto. Pero nunca nos habíamos atrevido con rutas por las que circular las MTB verticales.

Así que lo primero fue solicitar algunos consejos a los técnicos de Azub Bike y pedir que nos enviasen su reclinada de montaña: la AZUB IBEX (concepto similar de sus modelos AZUB MAX y AZUB HARDCORE). Y en Okocicle, durante un tiempo la hemos guardado para una ocasión especial.

Finalmente, la cita surgió de la propuesta de José (Biker TB) para acompañar al grupo de MTB Leganés que celebraba su aniversario dando una vuelta por Madrid y proponiendo en el recorrido un tramo que José ya ha documentado con todo detalle en su blog de rutas por Madrid y alrededores. Por favor, no avancéis en esta entrada sin echar un vistazo a sus fotos y descripciones bien estudiadas después de la jornada.

Por lo tanto, con todo dispuesto: experto guía del barrio, grupo de MTBIkers en plena celebración y bici reclinada de montaña por estrenar… salimos con nuestra mochila preparada, y algunas dudas sobre cómo afrontar el reto de las trialeras, descensos, y la recurrente bajada de La Marmota, que desde el inicio de semana nos rondaba como un tramo imposible para una reclinada.

CRONICA DEL PASEO EN BICI RECLINADA DE MONTAÑA.-
Nos encontramos con José sobre las 9.30 y de inmediato nos dirigimos al cruce que separa los límites del Pardo y la Quinta, desde cuyo punto nos ponemos como objetivo alcanzar el carril bici de Colmenar, con un par de repechos de elevada pendiente y algunos bancos de arena que hacen titubear nuestra reclinada.
En el punto de encuentro pasan algún rato hasta que llega el grupo compacto de MTB Leganés, animados por lo que llevan recorrido y lo que les queda. Empieza el disfrute en grupo de José y quien escribe y nos dispersamos entre los aprox. 40 ciclistas que conforman el grupo de Leganés.
Apretamos las calas en los pedales y vamos cogiendo el ritmo del grupo en animada charla, sobre las bondades de una reclinada y hasta dónde llegaremos.

En el punto donde se descubre la antigua estación de Valdelatas, José aconseja ir a la derecha, buscando el mismo final que el grupo grande, pero por caminos más accesibles, aunque con un par de buenas rampas que me hacen desmontar por primera vez y empujar la bici reclinada un breve tramo. Empiezan a surgir esas construcciones técnicas de nuestra posición en la bici, la sincronización de la rueda con el pedal (para no golpear el neumático con el talón) y otras ideas que nos distraen del esfuerzo de alcanzar el que es nuestro primer punto de descanso con el grupo.
Llegando junto al grupo, decido hacer un par de ajustes a la bici, y nada más terminar la bici despierta la curiosidad del grupo. Pruebas van y vienen, y el grupo entra en ese estado de curiosidad por una reclinada, que nos encanta y nos gusta compartir. La prueba siempre acaba por ser una experiencia entretenida, y en muchos casos reveladora de un ciclismo que está ahí y gusta cuando se prueba.
Yo aprovecho para comer algo (una naranja y un kiwi) y preguntar qué nos espera más adelante: ¡La Marmota!, ¡La Marmota!… pues vamos a ello.
Ya estamos cerca del carril bici, y salimos raudos al firme vinotinto, y buscamos una re-entrada a los caminos de tierra y aprovechamos para hacer otra breve parada. El rodar por firme, me ha relajado las piernas y compruebo que le manillar está quizá muy cerca del cuerpo. Estimo que será buena idea realizar algún ajuste, pero prefiero seguir tal y como esta la bici, no vayan a ser ideas mías con el cambio de terreno.
Retomamos el camino, y el grupo avanza muy deprisa en las pendientes de bajada hasta el mirador de Valdeleganar (datos todos, proporcionados por José); donde nos reagrupamos y José propone una ruta alternativa para evitar un descenso complicado, incluso para las bicis verticales.

Empieza nuestro encuentro con La Marmota, y acabado nuestro lento descenso, empieza nuestro aún más lento ascenso por una pendiente de mucha dificultad. Llego a subir la tercera parte, y desmonto, mientras delante de mí otros ciclistas también llevan sus bicis a su lado. Cuando no se puede, no se puede, ni en reclinada, ni en vertical!
Volvemos a la ruta y por primera vez, un tramo que no es subida, hace que desmonte de la bici, un pedregal que abunda en un tramo de unos 50 metros, hace imposible el tránsito de la bici reclinada. Por fuerza, la rueda delantera se bambolea a derecha e izquierda, y es casi imposible no dar con el talón del zapato, yendo tan despacio. No es falta de marchas, sino de coordinación en la rueda. Quizá con algo más de fondo, la solución sería avanzar recto, pasando incluso por encima de los pedruscos. Por ahora, es una misión fuera de mi alcance.

Volvemos a los pedales, pero no por mucho tiempo, a pesar de que el rendimiento sobre la bici es bueno, la subida con pendiente no es problema para la Azub IBEX que cuenta con el desarrollo adecuado. Incluso los bancos de arena, empiezan a ser menos problemáticos. Pero la dificultad surge en las piedras grandes y las hendiduras anchas en medio del camino. El cruzar la rueda, mientras nuestra inercia nos hace ir rectos hace incontrolable la reclinada, que no permite desplazar el cuerpo hacia el lado que compensa. Vamos sentados y recostados sobre nuestra espalda sin posibilidad de desplazarla a la derecha o izquierda. Un handicap, que aún tiene solución: ¡Incorporarnos sobre el asiento!… aprendo esto, mientras voy bajando, dando saltos entre piedras y terreno erosionado…
Desmonto donde el sentido común lo indica, y retomo sentado dónde la experiencia reciente nos anima. José también nos ayuda a mantenernos cautelosos, y él también desmonta. Y así llegamos hasta el puente de la Marmota, donde el grupo espera, y observa atento el descenso de una bici reclinada por una pendiente de gran dificultad. Llevo un pie en el pedal izquierdo y el otro pie atento al terreno, más cerca del suelo que del pedal. Y así llegamos finalmente al Puente!…

Todo un éxito para la Azub Bike!

A partir de aquí, ya organizamos el regreso, ayudados por José, y después de un buen rato sobre el puente, damos media vuelta y empujamos las bicis durante casi 20 minutos hasta un terreno más apto, y que enlaza perfectamente con el carril de Colmenar Viejo. De vuelta a nuestro punto de salida, José y yo nos despedimos, hasta una próxima y segura salida. No nos cansamos de agradecer sus buenos consejos y excelente conocimiento de la zona por donde transitamos.

OBSERVACIONES SOBRE LA BICI RECLINADA DE MONTAÑA.-
Algunas reflexiones de nuestra breve experiencia y barruntadas en este corto tiempo:

* La Azub IBEX proporciona una experiencia superior, en terreno de tierra, respecto a otros modelos probados. No nos referimos a las condiciones extremas, sino a caminos por los que también hemos transitado con otras marcas/modelos.

* La relación de marchas es suficiente, tanto para dar grandes pedaladas, como para las cortas.

* Desmontar es un habito natural del ciclista de montaña. Lo hicimos dónde nos lo dictaban las fuerzas o el sentido común y probablemente serían exactamente los mismos puntos para desmontar sobre una bici MTB convencional. A más experiencia y fondo, esto puede mejorar.

* Utilizamos (y recomendamos) el uso de pedales mixtos. Ir con calas, es casi “obligatorio” en terreno firme, pero en subida o bajada de gran dificultad ir atado a los pedales es un riesgo potencial y peligroso. Tanto por ir despacio y caer, como ir deprisa y derrapar, son situaciones que seguro queremos evitar dejando nuestro pie unido al pedal.

* La experiencia, hace necesario ajustes de toda la bici reclinada. En nuestra opinión nos aportará más rendimiento or más erguidos por lo tanto el asiento tendrá más ángulo, lo que hace que variar el tubo del pedalier, posición de asiento y manillar sean medidos y ajustados con mucho mimo y cuidado. La posición es esencial. Un estiramiento excesivo nos causaría molestias en la parte baja de la espalda, y el ir muy flexionados el famoso “recumbent butt” o dolor en los glúteos.

* Al subir, e ir sin calas, hemos aprendido a variar la posición del pie sobre el pedal. Alejando el talón del posible roce con la rueda. Se hace incómodo al principio, pero luego se agradece con el buen rendimiento en subida.

* La concentración es esencial para los ascensos, yendo lo más recto posible y observando con antelación la ruta por donde va a pasar la rueda delantera. Una línea imaginaria que evite piedras y hendiduras del terreno.

CONCLUSIÓN ÚNICA SOBRE LA BICI RECLINADA DE MONTAÑA.-
* ¡Queremos más!

Agradecemos nuevamente al grupo de MTB Leganés por el buen ambiente e invitarnos a compartir su celebración, en especial a J.deLa Fuente y también a José Ramón, que nos guió por la zona industrial de Colmenar Viejo a la vuelta.
También a José, con quien compartir una ruta es una buena fuente de aprendizaje, incluído el disfrute del paisaje y buenas fotos.

¡Nos vemos en la siguiente invitación!

A los que pasan por aquí, si queréis acompañarnos, escribidnos a info@okocicle.com y si quieres probar la Azub IBEX de montaña, recuerda que está disposición para alquiler, así como el resto de modelos de la familia Azub: Apus, Bufo, Azub Eco 20, Azub Eco 16-Alfine y T-Tris.

Un saludo del equipo Okocicle en Madrid.

Red MTB Aranjuez 2012 + Road *+Reclinadas…”

Estupendos recuerdos de la cita de Aranjuez en 2009!, y de la última en 2011 rumbo a Alcalá de Henares con el grupo de BikerTB (José)… Así que nos apuntamos nuevamente a este recorrido de RED MTB 2012, con nuestras reclinadas y todo el que quiera acompañarnos. Son muchos kilómetros, pero en buena compañía se hacen muy agradables y llevaderos. Si queréis llevar alguna reclinada ese día poneros en contacto y lo organizamos.

¿PERO QUÉ ES RED MTB?
La idea, como todos los años desde que vio la luz el proyecto, consiste en fijar un punto de llegada (en esta edición es Aranjuez en el Palacio Real) y una hora (14:00) y organizarse por grupos desde distintos puntos de la comunidad de Madrid para encontrarnos y realizar diferentes recorridos hasta el punto de encuentro.

Para esta cuarta convocatoria de RED MTB Aranjuez no lo olvidéis:
Día: DOMINGO 25 de Marzo 2012
Destino: Palacio Real de Aranjuez
Hora de encuentro: 14:00

Es nuestra intención, organizarnos junto con el grupo de BikerTB por la cercanía, aunque habrá organizarlo y dejar más detalles según se acerque la fecha.

Animaos y cualquier duda, consultad la página oficial de RED MTB 2012 o escribidnos a carlos@okocicle.com

Comparativa de trayectos en Reclinada *Fujin, Metaphysics, Mango Sport… y una Giant TCR!*

Toda la semana hemos estado de pruebas sobre el carril bici de Colmenar Viejo (Madrid), comparando cuatro modelos que en principio están mejor adaptados para la larga distancia y con un rendimiento superior sobre los modelos de bicis reclinadas de cicloturismo de alforjas. Aunque ya sabemos que ir tumbado, sobre cualquier modelo, invita a la larga distancia, corta o incluso sentado sin más admirando lo que tenemos delante.

Intro.-
Durante 4 días (casi consecutivos) hemos realizado un recorrido de ida y vuelta sobre el carril bici que lleva a Colmenar Viejo, monitorizando los dos tramos de subida y bajada, con ayuda de la aplicación Endomondo instalada en un smartphone. Las condiciones externas, fueron idénticas cada día, salida entre las 7am y las 8am, llegada entre las 9am y las 10am. Soleado. Ninguna pausa. Estado físico similar en los cuatro días.

Referente a los modelos comparados y sus diferencias:

Velomobil (Don Benito)

Marca: Sinner Bikes
Modelo: Mango Sport
Peso: 27,5 Kg.
Características: 30 marchas (10vel 11-34 / 53-42-30), Shimano Ultegra, Automáticos, Cambios tipo Barend, Frenos de tambor, cubiertas Schwalbe Durano en las tres ruedas de 20′, Cubreasientos Ventisit.
Comentarios: La distancia de pedalier-asiento no está exactamente adaptada a mi altura (173cm) por ser un modelo de prueba y configurado a 175cm. Para compensarlo llevo un segundo Ventisit en el asiento.
****************

Bicicleta reclinada tipo High Racer

Marca: Metabikes
Modelo: Metaphysics
Peso: 11,7Kg.
Características: 27 marchas (9vel 11-34 / 53-42-30), Shimano Sora y 105, Sin automáticos, Cambios tipo Gripshift, frenos Caliper, cubiertas Continental GrandPrix4000, Cubreasientos Ventisit.
Comentarios: La distancia de pedaliar-asiento era correcta para mi talla. Sin embargo se echaba en falta los automáticos, aún más con la altura de pedalier de este modelo.
****************

Bicicleta reclinada tipo Low Racer

Marca: Challenge Bikes
Modelo: Fujin Tour
Peso: 17Kg.
Características: 27 marcas (9vel 11-36 / Plato 42 dientes) DualDrive SramII, Con automáticos, cambios tipo Gripshift, frenos de disco, cubiertas Schwalbe Kojak 26’/20′, Cubreasientos Ventisit.
Comentarios: La talla de la bici era correcta, pero el manillar estaba configurado muy cerca del torso. Incómodo en los giros grandes.
****************

Bicicleta vertical de Carretera

Marca: Giant
Modelo: TCR
Peso: 8Kg.
Características: 20 marchas (10vel 11-25 / Platos 53/42), Shimano Ultegra, Con automáticos, cambios Ultegra, frenos caliper, cubiertas Michelin Axial Carbon HD, asiento: ¡doloroso!
Comentarios: Talla correcta. Nada más comenzar el cambio de piñones falló por lo que hube de hacer todo el recorrido con el piñón de 12 dientes. Plato 42 la mayoría del trayecto. Los 10 primeros km fueron de adaptación a la sensación de rodar en vertical. Pasado este tiempo, normalidad física absoluta.
****************

Datos.-
Gracias a la aplicación de Endomondo (que recomendamos para todo ciclista reclinado o vertical que quiera hacer un buen seguimiento a coste mínimo), pudimos obtener una serie de tiempos totales y parciales, así como los valores más conocidos como velocidad promedio / velocidad máxima (indicada en blanco en las imágenes).

Data - Trayecto de Subida Carril Bici Colmenar Viejo

Los datos, siendo abundantes, dan para mucho análisis pero en nuestro caso sólo hemos dado un vistazo superficial y reunido en un lugar para dejarlos a disposición del que quiera profundizar. Nos interesaron principalmente los parciales más rápidos y más lentos, así como ciertos puntos del trayecto con rectas largas o repechos de gran pendiente.

Data - Trayecto de Bajada Carril Bici Colmenar Viejo

Los datos se separan en dos: los de subida hacia Colmenar y los de regreso a Madrid. Éstos de regreso, no son homogéneos ya que los valores correspondientes a la Metabikes no tienen el mismo punto final de ruta. Sólo hasta el Km16 (valor 16 en los gráficas) son homogéneos. De todos modos se han incluído, porque su ausencia sería menos interesante que su inclusión.

Otra observación importante sobre los datos, es que se han realizado dos recorridos con el Mango en días consecutivos, generando así dos tandas de parciales para un mismo modelo. Las apreciaciones y mejoras de tiempo pueden ser analizadas de forma particular para este modelo, y de forma global con los demás.

Análisis y resultados.-
Confesamos que no hemos sido muy exhaustivos en el análisis. He aquí una lista de observaciones:
** La toma de datos, con la excepción ya comentada de la Metabikes, son bastante homogéneos entre sí, por lo que permite una comparativa bastante exacta allí donde se hace zum.

** La bici reclinada de Metabikes obtiene la mejor velocidad promedio, tanto en subida, como en bajada respecto a los otros 3 modelos. Por otra parte, su desempeño es el más homogéneo junto con la bici vertical.

** El Velomobil alcanzó los records de velocidad máxima en los tramos PARCIALES de bajada. Las siguientes Metabikes y Fujin.

** La velocidad máxima de todos los trayectos, corresponde a Metabikes seguido del Modelo Fujin (ambas en los trayectos de bajada).

** Las velocidades máximas generadas por Endomondo, seguramente tienen algún grado de error, ya que en el ciclocomputador del Velomobil (único modelo que lo incluía) se registraron velocidades máximas de hasta 58 km/hr.

** Aunque el estado físico no pueda cuantificarse, cansancio o entrenamiento con el paso de los días, pudieron afectar de forma negativa o positiva el rendimiento de cada trayecto. Inferimos, por los datos, que ha habido una evolución positiva.

Conclusiones.-
** Comparativamente, el Velomobil se comporta muy rápido en llano y pendientes. Es obvio, pero es lo que más nos repetíamos durante los trayectos. Sin embargo, queda constancia de que exige mucho en subidas, lo que hace el trayecto global muy inestable (peores tiempos parciales respecto a los demás modelos en los mismos tramos; y velocidad punta en bajada). Dicha variabilidad se mantendrá mientras no se obtenga el fondo físico óptimo o un método adecuado para compensar los cambios de ritmos en subida o bajada. El Velomobil, también condiciona la manera de cambiar y las relaciones a utilizar, obligándonos a anticiparnos bastante antes que en los demás modelos la relación a emplear en la siguiente pendiente o el próximo repecho.

** El modelo Metaphysics es junto con la bici vertical, la que generó un resultado más homogéneo. Parciales muy parecidos rondando los 2 minutos por kilómetro. Muy rápida cuando se le exige y noble en las subidas con las marchas correctas. Se agradece el plato pequeño en repechos acentuados.

** La Fujin Tour, hace sentir sus 17Kg cuando llega el cansancio a las piernas, las cuales acusan más esfuerzo en los tramos de subida constante. A diferencia de modelos más ligeros, la sensación es de ralentización más acusada. Un modelo que exige mucho fondo del corredor, pero responde bien, y con exceso de estabilidad a alta velocidad cuando el llano o la bajada aparecen. Tiene datos interesantes en sus parciales, a medio camino entre el Velomobil y la Metabikes.

** La Giant TCR, permite hacer uso de músculos nuevos al ponernos de pie y se agradece esta ventaja sobre los modelos reclinados. No obstante el rendimiento es más modesto en el terreno donde velomobil y reclinadas destacan y hacen el trayecto más alegre. No hay que olvidar que la bici vertical no es nuestra especialidad y por tanto, forma física e incomodidad sobre asiento y manillar han repercutido negativamente en el trabajo realizado. También el pequeño accidente con los piñones.

Comentarios varios.-
La presente comparativa entre distintos modelos de bicis no debe ser tomada con rigor. Hemos pretendido recopilar datos y compartirlos, porque están allí y pueden aportar algo interesante, y de hecho lo hacen. Hay material y conclusiones para conversar un buen rato entre reclinados sobre los distintos desempeños de los cuatro modelos testados. Incluso hasta con un punto de humor.

La experiencia con nuestro Velomobil, está empezando y tiene mucho para contar con el paso de los kilómetros. No está demás, acompañar este punto de partida con datos históricos que dentro de un año puedan analizarse de manera completamente distinta.

En el otro extremo, está la experiencia con la bici vertical. No exageraré al admitir que sufrí de mareos y hasta de cierta falta de oxígeno durante los primeros kilómetros. También me permitió descubrir lo protegido que vamos en la zona toráxica al ir reclinados. Nada más empezar a rodar, un frío mazazo en el pecho me reveló que no se va tan cubierto, y ni hablar del velomobil en el que ni siquiera llevaba guantes. Por otra parte, cabe señalar que la vuelta al sillín de tortura no es agradable ni mucho menos. También la posición del cuello, se hace intolerable, con vista al asfalto y pérdida de atención a lo que tenemos delante. Falta de costumbre, quizá, pero rápidamente se echaban en falta las delicias de ir reclinado, con brazos, espalda y cuello en perfecta posición.

Luego para los dos modelos restantes, reclinadas puras de carretera, queda claro porqué son la elección de muchos randonneurs de la Paris-Brest-Paris. Resultados constantes, muy parecidos al que puede proporcionar una bici convencional, y sobre todo para la Metabikes en el que la similitud empieza por las ruedas de 700. La Fujin en sus modelos SL, sin duda, obtendría rendimientos muy positivos.

Anecdotario.-
** Comentarios al Velomobil:

¿Y eso lleva motor?
¡Me pongo detrás de ti y llegamos a Manzanares en un pispas!
¡Eh!, que por aquí no pueden circular coches!
¿Echo que é? -Literal-
Por aquí hay muchas cuestas, chaval!
¿Tu dónde compites?

** En dos de los trayectos, me crucé con un reclinado: Roberto de Madrid,que iba rumbo a la Morcuera un día y sabe dios dónde otro. Muy agradable experiencia ver aparecer en el horizonte un reclinado y detenerse a conversar brevemente.

** Todos los días, en el punto intermedio de los trayectos, hice una foto testimonial del modelo de pruebas junto a humeante una taza de café.

Caffujin en Colmenar Viejo

** Uno de los días, el Velomobil pinchó y mientras reparaba la rueda, dos ciclistas colisionaron a mi lado observando atónitos el Velomobil panza arriba. Accidente sin consecuencias.

** Las pruebas me han permitido hacer modificaciones a todos los modelos probados, con ajustes tan pequeños como 5mm de variación en el manillar, hasta dotación de luces, cubiertas y cubreasientos nuevos.

Hemos rozado los 300 km en una semana y estamos encantados con la experiencia. Sin duda, continuaremos generando datos durante las próximas semanas. Y es que no dejamos de preguntarnos cómo será el rendimiento de nuestro triciclo Speed de Catrike, el Trike delta Kettwiesel de Hase, una bici plegable, la semi-reclinada Spirit de HP Velotechnik, la Azub Eco 16 (la reclinada, más pequeña del mercado) o incluso: un cargobike ligero tipo Bullitt.

Don Benito con brillo y esplendor

Vamos a por ello!

Gracias por leernos y si tienes ganas de compartir alguna idea o pregunta, por aquí estamos.

Saludos del equipo Okocicle.

Cicloviaje San Sebastián-Burgos *Primeras imágenes*

Venimos con los sentidos cargados de energía!
Hemos estado en San Sebastián con Mikel, Rosa y familia, y de allí en compañía de David de Espaibici y otros espairruteros hemos bajado hasta Vitoria, pasando por Haro, y luego camino de Logroño para desviar a Burgos.

5 días inolvidables y que con más detalle, en breve, queremos compartir con vosotros.

Pero ahora: a desembalar a Don Benito!

Fiesta de la Bicicleta en Madrid 2011 *Fotografías —- ¡mira un Okocicle!*

Mr. Velocípedo sube Gran Vía en un pis-pas y todos a su paso exclaman: ¡Madre de Dios!…

Cosas como éstas (en la foto de arriba y más abajo) sólo pueden verse en la Fiesta de la Bicicleta en Madrid. Y creemos que ese espíritu ha estado presente en todas sus ediciones, a la vez que también observamos que muchas cosas han cambiado desde que participamos hace ya varios años. Más niños, más bicis y triciclos reclinados, más cordialidad entre los ciclistas que vamos con niños, más orden en ciertos puntos del recorrido…

Y es que por encima de todo, el número de niños este año, era impresionante… y preparaos para lo que está por venir, porque vimos muchos padres con sus niños en sillas o trailers, y el año próximo muchos se pasarán a los pedales. Esa nueva generación de ciclistas en Madrid…

En el ámbito festivo, esta vez, nos cruzamos con piratas, caballeros medievales, señoras con globo-pelucas de colores, multitud de bicicletas y triciclos reclinados con sus banderines chillones, varias bicis con altavoces musicales incorporados y esa alegría sana que se nos destapa cuando vamos en un tumulto ciclista. La imaginación que pone la gente en esta fiesta es una cosa que siempre sorprende.

El recorrido, siempre hacia arriba al comienzo, nos dio un merecido descanso en Plaza Castilla donde la gente hacía un alto para avituallarse, esperar a los amigos y familiares rezagados y continuar juntos en un ambiente que no daba lugar al stress, en las antípodas de lo que suele vivirse en un día de diario en ese punto de la Castellana.

(En la foto un Okocicle Bakfiets Long, y triciclos: Gekko FX y Scorpion FX de HP Velotechnik; y ICE Adventure)

En nuestro caso, por ir más cargados que un chatarrero del rastro, los comentarios alusivos no se hicieron esperar: “Mira el autobús escolar!“, “Deja que te ayuda en esta cuestecilla!“, “¿No hay puesto para uno más en el Okocicle?“… y es que últimamente nos pasa una cosa curiosa, que a nuestras bicis las llaman por nuestro nombre, interpretando el cartel que llevamos como el nombre del ciclo que montamos. Ya nos pasa en el barrio cuando circulamos en bicicletas y triciclos reclinados, y ahora con los cargobikes señalados a la voz de: “¿¡Y pesa mucho el dichoso Okocicle!?”.

Y no, no pesa mucho el Okocicle… es muy manejable y la prueba está que durante el evento hemos movido unos 180 kg, incluída Gran Vía, con bastante dignidad y un esfuerzo moderado en la subida. Se suda, por supuesto, pero lo mejor es venir y comprobarlo por vosotros mismos.

Volviendo al recorrido, superada la Gran Vía, hicimos un descanso breve en Callao donde volvimos a ver a la gente de Chouzas y su imponente Velocípedo. Ya le vimos el año pasado y conversamos un poco con ellos, donde además de admirar tan bonita pieza ciclista, nos enteramos que no es nada fácil subir a este trebello, ni guardar el equilibrio evitando irnos de bruces. Todo un acto de equilibrismo!

Acompañamos a nuestro funambulista durante la bajada hasta Cibeles, y allí reunidos con algunos amigos aprovechamos para relajarnos otro rato,…

… viendo pasar la inacabable la marea de ciclistas en su último tramo… a partir de las 12 ya se ven los últimos grupos dirigiéndose a Atocha para regresar y encarar el último repecho hacia la Puerta de Alcalá.

Finalmente, llegada a meta entre música y melocotones de Calanda y despedida entre amigos hasta la próxima edición de la Fiesta de la Bicicleta 2012.

Y tú… ¿vas a llevar un Okocicle?

Os dejamos un saludo grande!

Cuatro (4) accesorios muy útiles sobre el carril bici *hoy con una Metaphysic!*

A partir de hoy inauguramos una sección que nos permitirá ver qué tipo de accesorios podemos llevar en una bici reclinada cuando salimos en diferentes condiciones o según el tipo de ruta que tengamos en mente para una jornada sobre la bicicleta. Es obvio que será muy diferente la equipación que llevemos al dar una vuelta al anillo ciclista de Madrid, o para un paseo cicloturista de alforjas durante varios días.

Y esto aplica, no sólo para la bici reclinada sino también para la bici convencional a excepción de elementos diseñados especialmente para la primera; por ejemplo las alforjas de asiento como veremos más adelante.

He aquí como iba equipada nuestra reclinada Metaphysic de pruebas, durante la mañana de hoy, cuyo objetivo era dar la vuelta al anillo ciclista de Madrid, sin ninguna parada, lo más ligeros de peso y con lo necesario para empezar a dar pedales desde las seis de la mañana…

Os apuntamos el precio de cada accesorio como referencia, ya que éstos pueden variar según donde miréis. En este caso los precios son de nuestra tienda (costes de envío incluidos).

Volviendo a la equipación, podréis comprobar, que hemos dado prioridad a las luces por encima de todo lo demás, dado que la primera mitad del anillo transcurre en las horas en las que empieza a amanecer, y más coches empiezan a circular en los puntos donde abundan pasos de cebras, semáforos e intersecciones con el carril bici.

Nuestra luz principal es la AIRSTREAM SUPERNOVA ubicada en el manillar de la Metaphysic en la barra vertical basculante. Como primer lugar de prueba, comprobamos que parte del pedalier delantero interfiere en la trayectoria de la luz. Como lo que buscamos es que se nos vea, tiramos para adelante en esta posición y dejamos una nota mental de realizar más adelante un soporte en el propio pedalier. En este caso, llevamos una luz de muy alta gama y en tienda tenemos otras opciones más económicas para un uso urbano o de carril como Cateye, Busch and Müller o Reelight. Sin embargo, este modelo de AIRSTREAM tiene una serie de características que justifican su precio y que sin duda encontraréis interesantes. Algunas de ellas son:
* Batería de litio integrada. Se puede cargar mediante USB o directamente con un enchufe de casa.
* Autonomía de 2.5 a 7.0 horas según la intensidad de luz seleccionada (tiene 4 posiciones)
* Disipación de calor proveniente de los LEDS y la batería a través de su carcasa de aluminio.
* Resistente al agua.

Luego tenemos las luces para bici Monkeylectric (ver detalle en la foto principal de arriba), que de por si son especiales por el efecto que producen y que emociona tanto al que las lleva puestas, como los que descubren sus patrones al vernos pasar. Estas luces, cumplen una doble función al darnos visibilidad con mucha facilidad y personalizando de una forma muy original nuestra bicicleta, sea ésta reclinada, plegable o convencional. Si buscas ese punto diferente (casi mágico) este producto es para ti. En otra entrada dedicada, nos adentraremos en las novedades que tiene Monkeylectric para 2012; en la que ofrecen una nueva gama de productos y dejan atrás los modelos actuales tal y como los conocemos. Dan Goldwater (su creador y fundador del website de instructables) nos dejó muy claro en el Eurobike que la evolución continúa imparable y con la misma calidad e impacto visual.

Luego, tenemos el soporte para iPhone modelo Horn Bike (también lo hay para otros modelos de móviles) de la casa Bone Collection. Os dejamos la descripción que hacen en sus propias palabras: “soporte con un amplificador, sin electricidad, sin auriculares que funciona como un fonógrafo”.
Para nosotros, simplemente le hemos dado utilidad para tener más cerca el móvil y en caso de llamada, detenernos, apartarnos convenientemente y atender a discreción. Todos sabemos lo que implica llevarlo en la alforja y justamente al hacerlo accesible en un paseo corto es su principal ventaja. Lo que más nos ha gustado es lo fácil que es fijarlo a la bicicleta mediante un velcro totalmente ajustable y que nosotros hemos ubicado en la parte transversal del manillar de la Metaphysic. Caso que no queramos estar tan accesibles en nuestro paseo, pues a la alforja…

Finalmente, el lugar donde llevamos algunos recambios, herramientas, ese Horn Bike desconectado, las barritas de energía para el camino y todo aquello que es mejor tener a buen resguardo, unas alforjas especiales para ajustar en el asiento de la bicicleta reclinada: el modelo Solo Aero (narrow) del fabricante holandés Radical Design. Especialista en trailers, alforjas, mochilas y por la parte que nos toca más de cerca, gran variedad de opciones para el ciclista reclinado. Este modelo que llevamos, es ligero, muy fácil de quitar y poner en el asiento y del tamaño adecuado para movernos por la ciudad con nuestra reclinada.

Y esto es todo, en cuanto a nuestro paseo sobre el carril bici. Como único dato a compartir: hemos tardado 3H 20m en llegar al mismo punto de partida (Estación de Metro Mirasierra L9). Si queréis información de cualquiera de los productos arriba expuestos, somos punto oficial de venta para Madrid de cada uno de ellos y podéis escribirnos a carlos@okocicle.com

Hasta la siguiente vuelta, os dejamos un saludo.