Pedaleando con… *Fran Vacas en bicicleta reclinada*

Durante el evento de la París-Brest-París, conocí a Fran Vacas a través del grupo del Club Ciclista Castulo de Linares y cuyas andanzas seguimos durante 4 jornadas ya reseñadas anteriormente. Para muchos, Fran Vacas (y sus records) es un nombre que os sonará bastante a los seguidores del ciclismo de ultrafondo, y para los que no lo conocen; en breves compases, Fran es actualmente recordman mundial de los 1000 km Outdoor (en el menor tiempo), así como responsable de muchos otros grandes logros en el ciclismo de ultrafondo en España. Sin ir más lejos, la PBP 2011 la realizó en un tiempo de 54 horas, a ritmo de crucero. Podéis leer más sobre su experiencia y proyectos, aquí.

Desde aquella primera y breve conversación sobre ciclismo reclinado en París, habíamos vuelto sobre el tema en un par de ocasiones, y finalmente con una propuesta concreta para que se acercara hasta nuestro centro de pruebas al norte de Madrid y tomara contacto con las sensaciones de ir sobre una bicicleta reclinada, y eventualmente cederle una bici reclinada de carretera durante un tiempo determinado. Así que Fran, con la mejor disposición y a pesar de estar inmerso en no pocos proyectos, encontró un hueco en su agenda y quedamos para realizar una prueba sobre el carril bici de Colmenar, muy cerca de donde estamos.

Para tal encuentro, también decidimos invitar a otro ultrafondista (en este caso reclinado) que vive en Madrid y que ha participado con frecuencia en las brevets del calendario anual en España: Eduardo Marín, quien amablemente decidió acercarse, con su bicicleta a medida Optima Cougar, la cual lleva preparada como un auténtico misil.

TOMA DE CONTACTO CON UNA BICI RECLINADA.-
Hechas las presentaciones y una vez Fran se encontró con la confianza suficiente sobre la bicicleta reclinada, decidimos enfilar hacia el carril bici, con muchas incógnitas en la cabeza: ¿se adaptará más rápido un ciclista que lleva 33 mil km a sus espaldas durante el año?, ¿qué modelo le será más fácil llevar?, ¿la condición física excepcional de Fran le hará inmune a las lesiones leves que suele sufrir un reclinado cuando empieza?

Las respuestas irían surgiendo tímidamente, así que la jornada empezó con ánimo de probar y conversar sobre tres modelos diferentes entre sí.
Éstos eran:

* Metaphysic modelo 2011 del fabricante Metabikes (color azul), con ruedas Mavic 700 y preparada con luces monkeylectric.

* Fujin Tour del fabricante Challenge Bikes (color amarillo), con ruedas Jester 26’/20′ y cubiertas Kojak de balón grande.

* Cougar de Optima Cycles (color naranja), con ruedas Zipp 650 y cubiertas Continental Grand Prix.

La primera bici que dejamos a Fran para que tomara contacto, fue la de Metabikes. Por experiencia, no es la mejor bici para iniciarse: ruedas de 700 con mucha inercia en la salida (además las luces de Monkeylectric montadas en la rueda delantera no ayudaban especialmente), con una altura de asiento del tipo High racer, manillar sobre asiento que suele ser más nervioso. No obstante, luego de 10 minutos de prueba Fran se adaptaba bastante bien al manejo. La curva de aprendizaje entró dentro de lo esperado, con más desconfianza mental que otra cosa y que una vez relajados se nos hace más fácil el ir rectos sin titubeos, trazar curvas, frenar, parar y volver a salir. La medida del pedalier se configuró para que Fran fuera con las piernas ligeramente más flexionadas de lo que indica la norma y con una posición del manillar muy cerca del cuerpo.

En estas condiciones, y después de 30 minutos de charla y práctica salimos los tres rumbo al anillo ciclista para luego enlazar el carril que sube hasta Colmenar.

IMPRESIONES DURANTE EL RECORRIDO.-
Durante el primer tramo, Fran iba muy despacio, cuidadoso con las bicis que venían en sentido contrario y adaptándose a las marchas de la Metaphysic. También al principio, siempre cuesta coordinar que el pie no haga tope con la rueda al tomar una curva. Así que durante un tramo dejamos a Fran a su aire, viendo cómo aprovechaba el plato intermedio y el pequeño (de hecho el plato grande no llegó a utilizarlo nunca) y entrando en el tema de las cadencias en bicis convencionales y reclinadas. La conclusión: la cadencia varía con las condiciones físicas del ciclista. Y es que estamos hablando con alguien que tiene 42 pulsaciones/min en reposo, y cuya cadencia moderada es equivalente a altas cadencias de otros corredores.

En cierto punto, intercambiamos bicicletas, y Fran probó con la Optima Cougar de Edu. La posición variaba mucho respecto a la Metaphysic: pedalier más elevado, asiento más bajo, sistema de cambios diferentes, ruedas más pequeñas (en teoría más estables), mayor inclinación del asiento. Esto último quizás es lo que más dificultó a Fran la conducción de este modelo; el cuál devolvió a su dueño al poco tiempo. Pequeñas diferencias en un reclinada cuentan, otras más grandes ya son un abismo. Mejor adaptarse bien a una posición antes de proponer cambios.

Para no alargar mucho la experiencia sobre el carril, decidimos subir hacia Colmenar dejando el ritmo a cada quien. Con el paso de los kilómetros, evidentemente Fran fue exponiendo el fondo con el que cuenta, también sobre la reclinada. Cada vez con más confianza, aunque en sus propias palabras con mucho cuidado en los puntos donde se estrechaba el carril o donde la maniobrabilidad fina se hacia presente.

A la vuelta, cambiamos de bicis, y Fran tomó los mandos de la Fujin Tour de Challenge Bikes, mucho más baja, tanto por la geometría del cuadro como por la rueda de 20′ delante. En este caso, su desempeño fue mucho más seguro y a una velocidad de vértigo durante el regreso. En su opinión, es una bici más maniobrable, pero bajo nuestro punto de vista, es una sensación amparada en la menor inercia de la rueda delantera durante las subidas o curvas y en un centro de gravedad más bajo que en la Highracer de Metabikes. Y un comentario que nos lleva a la reflexión sobre con qué modelo es más seguro iniciarse sobre una reclinada, a pesar de que la Fujin ronda los 17 kilos y la Metaphysic tan sólo los 11 kg.

CONCLUSIONES PARCIALES Y EMPIEZA LA PRUEBA.-
Acabado el recorrido, nos despedimos de Fran, dejándolo a cargo de la Metaphyisic que probará durante varias semanas y con la intención de ir compartiendo esta nueva experiencia para él y su entorno. Podéis leer los sucesivos avances en nuestro blog y en la página de Fran, de donde extraemos un video y que os dejamos a continuación:

Y también sus primeras impresiones, después de su siguiente salida:

[…]Las sensaciones de ayer son mucho mejores y con mucho más dominio sobre ella. Voy mucho más seguro, ya no me asusta cruzarme con alguien cuando viene de frente. Me suelto de una mano ya sin miedo, aunque todavía no me decido a ponerle los automáticos[…]

[…]Estuve por mi barrio y se la enseñé a unos amigos de un club de mtb, ninguno fué capaz de salir con ella nada más cogerla, está claro que se necesita un periodo de unos minutos para cambiar el chip, de la vertical hacia la reclinada[…]

[…]Voy mucho más seguro y disfruto más. Cojo mejor las curvas, y me muevo en el sillin con más soltura para posicionarme de vez en cuando[…]

Desde luego, no nos cabe dudas de que la adaptación será muy rápida y las respuestas a las preguntas de arriba serán muy claras durante el seguimiento. Por ahora, simplemente el tema es rodar y disfrutar de la experiencia. Luego compartiremos lo que sea importante reseñar.

Desde nuestro sitio, no nos queda más que agradecer a Fran por el tiempo y atención que nos brinda.

Nos vemos hasta una nueva actualización de este tema y una nueva entrada de “Pedaleando con…“, que ya haremos recurrente en nuestro blog.

Saludos!

Anuncios