PBP 2011 *Cierre y últimas reflexiones…*

Cerramos el apartado de la Paris Brest Paris 2011, sabiendo que se nos quedan muchas cosas en la mochila por contar. Creemos que será mejor guardarlas y dejarlas estar un poco, que algunos son temas intemporales y que valen perfectamente para desempolvarse en Otoño, en invierno, quizá dentro de un año.

Tal y como comentaba un participante de la PBP2011, hay material abundante para hacer un documental. Y desde todo punto de vista. El emotivo, el de superación, el divertido, el de los avances tecnológicos que hay hoy sobre la bici, y aquellos que apuntan a lo tradicional y a la vieja escuela.

Sea como fuere, desde nuestra experiencia, queríamos dejar algunas notas subrayadas, aquellas que no resistirían el paso del tiempo y que ahora en la despedida queremos compartir con vosotros:

* Si queréis participar en la PBP 2015, haced dos cosas… lo primero; imprimir a color los carteles de dirección a Paris y Brest que acompañan el principio y final de esta entrada. Lo segundo; no os hagáis la propuesta de hacer la PBP desde ahora. Paso a paso. En cuatro años pueden pasar muchas cosas, así que lo mejor será mirar el calendario de brevets locales y apuntarnos la que nos encaje mejor, en el momento oportuno.

* Los que acompañan a los participantes SIN GPS, son unos pequeños héroes. Yo llevaba uno conmigo, y cuando lo perdí, casí me regreso a Paris desconsolado, entre tanta carretera secundaria y la prohibición de ir con el coche por donde va el pelotón de ciclistas. Gracias a un Carrefour que apareció de súbito en mi camino, volví a la senda correcta.

* La Paris Brest Paris, son 9000 metros de desnivel. Es como subir al Everest (¡sin bombona de oxígeno!). Tened en mente siempre este detalle.

* El ciclista promedio, hace su primera parada de descanso 12 horas después de salir y estar sobre la bici. Duerme una hora o come singularmente. Esto posiblemente ocurre con mayor frecuencia en el control de Fougeres.

* En esta carrera, se va muy rápido. Salí de Paris, un rato después de la salida de las bicis especiales (una hora quizás). Cogí la autovía y algún camino secundario de acceso para ir al segundo control (saltándome el primero) y con el tiempo suficiente para plantearme si dormir un poco dentro del coche, comer o simplemente echar un vistazo en el control. Mi sorpresa fue tremenda, al llegar al control y comprobar que ya estaban allí algunos de los ciclistas que vi salir hacía un rato y no paraban de llegar y de salir incesantemente. El coche es apenas un 20% o 30% más eficiente ante la fuerza del pelotón de ciclistas de una PBP.

* El primer punto lógico para hacer un alto en la prueba y dormir (al menos 5 horas), por repetido y comprobado, es Carhaix, y suele presentarse a las 24 horas después de haber salido y con un ritmo de 25 km/h. Si se ronda los 20 km/h, posiblemente el control para dormir sea Loudeac (justo el anterior). Eso si no eres de los que hace entre 22-24 horas directamente hasta Brest, como en el caso de los ciclistas reclinados más rápidos.

* Da la impresión que la segunda parte (a partir de Brest) responde más a lo que pide el cuerpo, a diferencia de lo planificado que lucen los primeros 600 km. Fue el guión a seguir por la mayoría de los ciclistas con quienes conversé.

* Dormir, por encima de comer. Siempre.

* Comer, como si no fueses a encontrar dónde comer entre control y control. En algunos casos, efectivamente es así.

* Estuve innumerables horas, en casi todos los controles esperando ver aparecer las caras conocidas. Al final, vas siguiendo a un grupete que más o menos se repite en cada control, y que ya son como de tu familia. A partir del tercer o cuarto encuentro, siempre hay una sonrisa de bienvenida y se hacía muy fácil comentar cómo iba yendo la prueba y las sensaciones. El chiste más repetido es que “estaba en todas partes”. Y doy fé que a mi mismo me sorprendía la reiteración del encuentro.

* En la prueba casi todo el mundo se saluda en Francés, pero acaba hablando en inglés. Excepto entre franceses.

* La gente de la organización y de apoyo, es simplemente extraordinaria. No olvidaré el buen rato en Fougeres con el grupo de apoyo y la vieja anécdota de un italiano que se rompió la cadera en un rotonda durante la PBP 2003, el grupo de Fougeres le envió una postal de recuerdo y en el 2007, el italiano se apareció postal en mano demostrando que hay gente con fortuna y deseo de superación. Muy grande.

* La competencia no existe en un evento como este. Pensaba en ello mientras iba de control en control, viendo por el camino grupos de ciclistas, y estamos en presencia de cientos de superhéroes. Por el mero hecho de participar, todos ya saben que son capaces de grandes cosas. No hay sorpresas, más que para admitir que alguien va en realidad como un cohete, pero tú: a tu ritmo. Es una sensación muy particular para pruebas de este tipo.

* En los pueblos, de noche, de madrugada, había gente espontánea que salía de sus casas con bebidas caseras, comida y barritas energéticas para compartir con todo aquel que lo necesitara. Un ejemplo a seguir en otros eventos parecidos y de igual renombre. El ánimo del “tour” como suele decirse en Francia.

* Hablando de eventos: a la vista está la Madrid Gijón Madrid en 2012 y existe una London Edimburgo London en 2013. Alguien me ha comentado sobre una en Italia todavía más larga en kilómetros, pero mejor ni enterarme. Con lo que hay en la buchaca, basta y sobra.

* Hay un buen album de fotos en facebook en la página titulada: Paris Brest Paris. Seguro que mirando a fondo, os podéis encontrar o quizás a algún participante que conozcáis.

* Hasta donde puedo inferir, no está permitida la participación de cargobikes o con trailers. Si había un hombre con una plataforma en su manillar donde llevaba un perro (y que llevó de principio a fin) pero nada que oficialmente pueda entenderse como bici de carga. Tampoco están permitidas las extensiones de manillar tipo triatlón u otros agarres que modifiquen la aerodinámica de las bicis. Un poco sorprendente, teniendo en cuenta que un Velomobil viene a ser como un cargobike camuflado y con mejoras aerodinámicas superiores de una extensión de manillar.

* Entre los ciclistas reclinados, había predominantemente bicicletas m5 y Metabikes, y un poco de todo en el resto de marcas (Rans, Challenge Bikes, Raptobike, Azub Bike, Zockra, Optima, Nazca, Toxy, Flux, HP Velotechnik, ICE, Velokraft, etc.) así como muchos modelos autoconstruidos. Eché especialmente en falta, algún modelo de Hase (el modelo “Pino” por ejemplo sería perfecto para esta prueba) y también más triciclos reclinados (han participado 5) entre ellos pude encontrar: un Catrike 700, un Catrike Speed, un Catrike Trail y; un modelo Alize de Challenge bikes.

* Una recomendación final: quedaros al buffet de cierre que hace la organización. No digo nada más.

Ha sido un verdadero placer hacer el seguimiento de este evento, gracias a los que seguís este diario sobre la prueba, en especial a aquellos que están cerca del ciclismo reclinado, y nos vemos en el siguiente punto de la agenda. En frente nuestro: el Eurobike, a partir de mañana.

Un saludo de parte del equipo Okocicle!

Anuncios

Velomobiles en la PBP11 *Ese pedaleo ruidoso que los delata…*

Realizar una prueba de 1200 km dentro de un velomobil, conlleva ciertas consideraciones añadidas. Es cierto que en llano y en bajadas, sólo veremos pasar a nuestro lado un gran polímero acelerado de cierto color y con ruido estridente e inconfundible, propio de los velomobiles.

Pero por otra parte, empecemos por recordar que son 35 kg a desplazar durante 9000 metros de desnivel entre Paris y Brest, ida y vuelta; y que en ciertas condiciones de suelo mojado, curvas pronunciadas o peraltes excesivos en la carretera, el velomobil ha de reducir sus habilidades para mantener el control. Así que no cabe otra opinión, que admitir que realizar la PBP en un velomobil lleva un componente extra de dificultad (o de fuerza física y mental).

Nos ha gustado ver muchos velomobiles en la prueba, y volver a saludar a algunos conocidos de otros eventos de este año como Cyclevision o el Spezi. A todos los hemos seguido en cómo han culminado la prueba y los retos logrados durante la carrera.

En lo que tengamos una nueva oportunidad, intentaremos conversar con alguno de los conductores de velomobil y su desempeño en la PBP, oportunidades no nos faltarán, y descubrir un poco qué estrategia es mejor seguir dentro de un bólido de este tipo en el largo plazo que supone la PBP.

También cómo organizan el equipaje y otras accesorios, que son tan distintos de colocar respecto a las bicis convencionales. Ver un poco esos detalles, como este disipador de calor sobre las luces especialmente configuradas para la prueba, y evitar así algún tipo de daño en el carenado del velomobil.

Desde luego, es otra forma de afrontar el ciclismo, diferente de la bici convencional e incluso de las reclinadas (aunque sean familiares directos) y que en Madrid podremos experimentar a partir de Octubre con un velomobil que viene de camino a nuestra tienda… ¿participaremos en una futura prueba de larga distancia con nuestro propio velomobil?

Seguramente es muy pronto para decir nada. Pero sin duda, allí estaremos presentes.

Saludos del equipo Okocicle.

Ciclistas reclinados en la PBP11 *Aquí, todos los que encontré…*

La participación de las bicis especiales, en la Paris Brest Paris, se concentró básicamente en dos días. La primera fue en la salida del día domingo a las 17:30 y la segunda el día lunes a la 4:45.
En total, había 165 bicicletas reclinadas participando y posiblemente algo más de la mitad salieran el domingo y el resto el día lunes.
Todo ésto, es porque mi seguimiento de la PBP11 principalmente recayó sobre el grupo del domingo y fue muy esporádico mi contacto con el grupo del lunes, según los tiempos de espera que yo había programado en cada control. El objetivo, como bien sabéis, era dar apoyo al grupo de los reclinados españoles y a los participantes del Club Ciclista Castulo.

No obstante, tuve oportunidad desde la salida hasta la llegada, de ir haciendo fotos de todo ciclista reclinado que encontrase. Y en esto, lamento profundamente no haber coincidido con el 2º grupo del lunes en la mayor parte del recorrido, ni siquiera en el solapamiento de controles que pudo ocurrir a la vuelta de Brest.

Sin embargo, el album de fotos que nos hemos traído a Madrid, es abundante y da buena cuenta de esa familia de reclinados que podremos encontrar en cualquier rincón del mundo.

Así que según pasan los días, y se apaga la llama de la Paris Brest Paris (hasta dentro de 4 años), veo que hay mucha gente de otras latitudes, en facebook, en blogs y publicaciones relacionadas con los Recumbent Bike Riders, que buscan con ahínco ver retratado a su amigo reclinado, compañero de club o el ciclista mismo que empieza a recopilar información ya de vuelta en casa.

Por ello, y luego de un par de días para ordenar literalmente cientos y cientos de fotos, os dejo un resumen de todos los ciclistas reclinados que tuve la suerte de fotografiar, la mayoría del primer grupo de participantes en bicis especiales, como ya he indicado, y algún adelantado del otro grupo que nos dio alcancé en algún control intermedio, quizá en la llegada.

Con vosotros, una muestra pequeña de la gran familia reclinada que somos…

IMG_5384IMG_5402IMG_5536IMG_5558IMG_5639IMG_5705
IMG_5719IMG_5769IMG_5892IMG_5894IMG_5898IMG_5948
IMG_5958IMG_5964IMG_6000IMG_6018IMG_6028IMG_6123
IMG_6192IMG_6300IMG_6462IMG_6514IMG_6517IMG_6526

Recumbent Riders PBP11, a set on Flickr.

Podréis encontrar el resumen completo en: Album de Ciclistas reclinados PBP11.

Saludos desde Okocicle.

Azub Bufo Lego Color en Madrid *Ciclocromatismo en vivo…*

Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.01Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.19Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.18Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.17Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.16Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.15
Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.14Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.13Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.12Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.11Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.10Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.09
Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.08Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.07Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.06Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.05Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.04Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.03
Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.02Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.20

Azub Bufo Lego Color, a set on Flickr.

Ha llegado, ¡por fin!, la bici de Azub modelo Bufo, con colores de Lego.

¿Y de dónde sale esta bici, os preguntaréis?, pues ¿recordáis esta entrada del blog sobre una bici de colores Lego?

Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.01

Fue diseñada por Andrea (mi hija pequeña) en un momento de negación absoluta de las bicis monocolor y estudiando la posibilidad de probar el nuevo producto del fabricante Azub Bike y sus opciones de colores para sus modelos.

Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.04

Quien quiera venir a verla de cerca, probarla, y darse un garbeo venid hasta nuestra tienda de Madrid!

Azub.Lego.Bufo.Okocicle.Madrid.10

Un saludo colorido!

Dossier especial sobre reclinados *Paris Brest Paris 2011*

Se ha acabado la Paris-Brest-Paris 2011 (PBP11) y hoy es mi primer dia de descanso después de los dias de planificación y seguimiento al grupo de ciclistas reclinados de España y otros que iban en bici convencional.
Adicionalmente, ha sido una experiencia fantástica haber visto y conversado con multitud de ciclistas reclinados de otros países (USA, Brasil, Australia y diversos países de Europa), orgullosos de disfrutar de un tipo de ciclismo que al final del día, tampoco es tan raro o excepcional.

La conclusión a la que llegamos, nos hace volver al principio de QUÉ conlleva el ciclismo reclinado: COMODIDAD y VENTAJA en la potencia; a lo que sumaremos que es muy divertido, y entonces tenemos por resultado un ciclismo muy satisfactorio y que prolonga el uso de la bici, según pasen los años, más allá del ciclismo convencional.

Y digo volver al principio, porque cuando se inicia el camino de la bicicleta reclinada, entramos bajo las pancartas: “Es cómoda”; “Es rápida”; “Es dura en las cuestas”… pero a partir de ese punto, empieza la complejidad.

Es entonces cuando tenemos que estudiar qué tipo de reclinada nos conviene, qué ruedas, qué distancia entre asiento y pedalier, tipo de manillar, altura del asiento, inclinación del asiento, sistema de cambios y un largo etcétera que nos hará descubir que la adaptación a la bici reclinada es una carrera de fondo, entretenida por cierto, en el que modificar unos pocos centímetros (o milímetros) influye bastante en el resultado final.

Como ejemplo, compartiré la experiencia de David Casalprim (de Espaibici en Barcelona), a quien dejamos durante unos días una Streetmachine de HP Velotechnik y que en la prueba de inicio y final los resultados no podían ser más diferentes: con pequeños cambios en el pedalier (distancia de piernas), distancia de puños del manillar (más alejados) y asiento (menor inclinación) una experiencia completamente diferente. En sus propias palabras:

El viernes pasado decidimos ir a realizar una ruta de 150 km con un desnivel de 1600 m positivos en dos días por “Els Ports de Beceit” (frontera entre Tarragona, Castellón y Teruel), con alforjas, tienda, hornillo, etc… Asi que el mismo viernes le pegue un repaso a la Street Machine para ponera un poco al dia en cuestiones de mantenimiento y ajustarla a mis medidas (distancia de pedalier/sillín, alejar el manillar del sillín, la inclinación del sillín, etc..)

Pues bien, el resultado ha sido magnifico, del desengaño al disfrute, ya sea en subidas o en bajadas. La única pega son los terrenos de tierra suelta o grava, entonces es para matarse, para ello haria falta escoger una cubierta más adecuada. En bajada y por asfalto alcancé puntualmente los 70 km/h sin tocar los pedales.

Esto me ha hecho ver que es muy importante ajustar bien la bici a cada persona, tanto en la distancia del sillín al pedalier como la inclinación del sillín y el perfecto ajuste de la bici. Para dejar probar esta bici hay que dedicarle un tiempo a cada persona que quiera probarla, sino, la impresión que se puede llevar puede ser muy perjudicial.

Y esta complejidad en los ajustes nos llevará bastante tiempo, hasta que un día volvemos a la sencillez inicial y nuestra respuesta no será otra que la de los ciclistas veteranos de la PBP11: “Es cómoda”; “Es rápida” y con la sola excepción de que ahora no será “Dura en las cuestas”, y subireis repechos a 40 por hora, si queréis.

Otra conclusión, y dejando de lado la sencillez o complejidad de la bicicleta reclinada; va de la mano de nuestro estado de forma físico (el mental lo dejaremos en el terreno de cada quien).

Anécdota en Paris: En la foto de aquí arriba, conoceréis a Valdson, participante de la PBP11, que llegó a Paris sin bici. Sólo seis semanas antes había hablado con la fábrica de Azub para comprar una Azub Hardcore, desde Brasil. Con el plan de llegar a Paris y en el hotel recibir la caja, y probar por primera vez su flamante bici con ruedas especiales para carretera, manillar sobre asiento, ventisit y cambios Sram Attack de manetas. Valdson lo tenía claro, no había montado antes en reclinada, pero tenía fondo físico en la bici convencional, no obstante después de dos días de práctica con la Azub Hardcore por la calles de Paris: la PBP2011!

Y por supuesto, es sólo un ejemplo, no pretendemos que todos hagan lo mismo, ni quizá sea una opción recomendable para nadie de cara a posibles lesiones, pero es un contundente caso de un ciclista satisfecho con su desempeño en la PBP11, con pequeñas molestias características del ciclismo reclinado al principio; dolor en las rodillas y en el empeine; quizá resultado de un excesivo estiramiento de las piernas sobre el asiento.
Valdson hizo en total 900 km, y se retiró en Fougeres con un regreso más tranquilo que a la ida. No está mal para ser su primera experiencia y Honza Galla de “Azub Bike” puede estar orgulloso del rendimiento de la Hardcore y por supuesto del ciclista.

Por otra parte, he ido preguntando a los ciclistas reclinados, qué tan especial ha sido su preparación sobre la reclinada que llevaban de cara a la PBP11, adicional a la brevets reglamentarias que hay que realizar (200, 300, 400, 600 km) y aunque las respuestas han sido muy variadas, la mayoria no ha entrenado en exceso. De hecho da la impresión que van muy por detrás en número de horas y kilómetros que tiene que hacer un ciclista convencional.
En los casos más cercanos, Javitxu con su metabikes, ha hecho unos 10 mil kilómetros desde septiembre 2010, sin embargo otros tan sólo unos justitos 1000 kilómetros, y además alternando con la bici convencional en muchos casos.

Otro ejemplo: Pierre (el que vemos sonriente en la foto); habló directamente con Elias Almansa de Metabikes en la busqueda de un modelo Randonneur, hace sólo seis meses!! y ha hecho menos de 70 horas y dispuesto a más. Satasfacción también para la marca y para el ciclista.

Sin lugar a dudas, la llegada de los reclinados en meta fue siempre relajada, con cansancio, pero no dolor, carente de la extenuación natural del ciclista vertical, y con la impresión de que aún podía hacer otros 300 km perfectamente… u otra PBP como el caso de Jerome con una bici de carbono Zockra con la que ha hecho 51 horas, llegando a Paris ¡dos días antes!

Entrando en el detalle de cómo afrontar la carretera y la larga distancia el ciclista reclinado, vemos que las variables son muchas y se hace necesario dedicar más adelante una entrada en exclusiva a este tema. Pero si se pueden indicar elementos comunes para todos, y que podéis sacar apuntar si buscáis optimizar la rodada sobre asfalto y las distancias largas:

ASIENTO: El ventisit gana por goleada en este apartado, respecto a las demás opciones; las excepciones claro que funcionan y los acolchados autoconstruidos, pero esto lleva técnica y tiempo para hacerse. Por otra parte los modelos de HP Velotechnik (con 4 Speedmachines en carrera) llevaban por defecto el acolchado especial de fábrica. Y luego están los asientos de malla, para trikes en especial y alguna reclinada, cuyo uso es recomendado si lo que se desea es una suspensión extra y mayor transpiración.

REPOSACABEZAS: Imprescindible en la mayoria de los casos. La cabeza necesita un soporte cuando se pasa tantas horas sobre la bici; evita tensiones de cuello innecesarias. Pero recordad que depende también de la altura del ciclista y por debajo de 170 cm puede que con el asiento sea suficiente.

RUEDAS: Lisas, especialmente en el punto de tracción (usualmente la rueda trasera). En este aspecto vimos predominantemente las Durano S y Ultremo ZX de Schwalbe (en todas las medidas), las Grand Prix 4000 de Continental y las Lithium .3 de Michelin.

PEDALES Y ZAPATILLAS: Siempre automáticos, lo más ligeros posible y zapatillas de suela dura SIDI o Shimano.

MANILLAR: Predominaban los manillares e “U” y del tipo ASS (Above steering seat), dejando en clara minoría a los manillares USS bajo asiento que son más propicios para el cicloturismo de alforjas.

ESPEJO: indudablemente OBLIGATORIO. Aquí los vi de todos lo tipos; en guantes, en vuelo sobre el casco, en el manillar de muy diferentes modelos, mayormente redondos y del tipo Mirrycle.

TIPOS DE CAMBIOS: Entre los cambios de manetas (tipo barend) y los de giro en el puño (tipo gripshift) definitivamente predominaban los primeros. Seguramente para no dañar en exceso la articulación de la muñeca, respecto a los gripshift que son más apropiados para la bici reclinada de ciudad.

Y esto es más o menos el resumen de lo que es imprescindible, bajo nuestro entendimiento. Con ayuda de las fotos, iréis sacando vuestras propias conclusiones, otras nuevas seguro y si teneis alguna duda, dejad algún comentario o vía correo lo contestaremos lo antes posible.

Señalados los puntos comunes e imprescindibles, cabe destacar que vimos muy pocos cambios internos (sólo un Rohloff y dos Dual Drive de Sram) y nos deja una pista de estudio sobre cómo va ese tema en la actualidad.

Sobre luces, encontramos a partes iguales la generación dentro del buje y por otra parte con baterías de toda la vida. La posición de las luces era muy variada, dejando claro que se hace imprescindible un juego de soportes especiales para su ubicación idónea respecto al modelo de reclinada que tengamos. Vimos soportes debajo del pedalier, encima, sobre el manillar (en esto casos con algún problema menor de visibilidad). Lo mismo, para los portabidones, en muy diferentes lugares, debajo del manillar, debajo del asiento o en el portabultos accesible debajo del asiento.

Como se hace largo de contar todos los elementos que vimos en las reclinadas, en otras entradas dedicaremos un set de fotos para cada apartado.

Dando cierre a esta larga entrada, ratificar que el ciclismo reclinado pasa por diferentes fases, y que a pesar de su aparente complejidad, acaba siempre a orillas de la sencillez y que una vez llegado a ese punto nos hace entender frases como las de Patrick, inglés con una reclinada autoconstruida, con elemento muy particulares (monohorquilla delantera); que nos decía al final de la prueba:

“I love glamour of ride a recumbent bike”

Lo cual encierra la conclusión de que una vez resueltos los temas de ajustes y estado físico que hemos comentado en esta entrada, el ciclista reclinado puede adoptar la actitud que más le guste: Velocidad, comodidad, excentricidad… o cualquiera que apetezca.

En nuestro caso, en Okocicle, compartir lo que sabemos.

Un saludo.

Paris Brest Paris *Los controles hasta meta…*

Lo que véis en la foto es una libreta de control de la PBP 2011. Hay 10 controles de ida y 10 de regreso, en los que nada más llegar hay que pasar por las mesas de administración y sellar la libreta.

Un detalle interesante, es que además de los controles oficiales, existen dos controles secretos en los que de repente aparece alguien de la organización y te avisa del control. Esto es para evitar atajos de participantes, que previamente hayan visto en el mapa lugares por los cuales acortar camino o acaso subirse a un autobus y bajar en el siguiente control.

Interesante forma de evitar la picaresca.